Los Tibicos, hongos del Tíbet que ayuda a aliviar dolencias del organismo

Los Tibicos, hongos del Tíbet que ayuda a aliviar dolencias del organismo

Esta es una historia que todos debemos conocer, más aquellos que recibimos los beneficios de los búlgaros de leche y que son excelentes para la reconstitución de la flora intestinal y para suavizar los males gastrointestinales.

La revista “Celíacos de México” nos hizo llegar este comentario que revela la bondad de los que también se conocen como “búlgaros de agua”. Leyenda o no, bien vale la pena conocerlos:

“Recibí regalo de tibicos, y esta carta, carta que por ahora quiero compartir para el conocimiento o dudas de mucha genta

La madre Teresa de Calcuta, siempre inquieta por el deseo de ayudar a curar las enfermedades de las personas que vivían en lugares apartados o que no contaban con los recursos para pagar los honorarios de un médico, llegó al TIBET, donde se comunicó con los monjes y maestros de esa zona. Éstos le entregaron unos TIBICOS, una clase de hongos, que tiene infinidad de propiedades curativas, con la única condición de que no se comercializaran, es decir que se debían de regalar junto con esta carta.

Estos hongos tienen el aspecto de arroz, casi transparente. Los TIBICOS que se adhieren en el fondo del recipiente son los recién nacidos. Su forma de prepararse es la siguiente:

Los tibicos Se ponen en un colador de plástico y se lavan con agua purificada de temperatura ambiente en cada cambio; en recipiente de vidrio se coloca un poco de piloncillo y se vacían los tibicos ya lavados, se les agrega agua, se tapan con una tela de manta o una servilleta de papel para que tengan respiración.

Posteriormente, se colocan en un frasco de vidrio con aproximadamente de 2 tasas de tibicos, 2 a 3 tasas de agua purificada y un pedazo de piloncillo como del tamaño de un huevo de gallina.

Se dejan en reposo por un tiempo estimado de 72 horas; al día siguiente se cuelan y el jugo que resultó (agua de tepache) se toma en ayunas y se vuelve a repetir todo el proceso

No debe endulzar ni agregarle nada extra y a medida que vayan aumentando los tibicos, se aumentan también las porciones de piloncillo y agua. Ya cuando tengas el doble de lo que necesitas comienza a regalar.

PROPIEDADES DE LOS TIBICOS

Articulaciones: Alivia reumas, Artritis, dolores musculares, extremidades y cintura.

Cabeza: Sana la migraña y los dolores de cabeza.

Hígado: Mejora sus funciones: quita problemas de vesícula,

Músculos: Alivia los hombros endurecidos y relaja la nuca, curan los dolores musculares

Obesidad: Da salud a los delgados y quema la grasa de los obesos.

Vida y edad: Hace la vida longeva y vital, evita achaques, hace menos bruscos los cambios en la menopausia.

Pulmones: Fortalece y cura la propensión a la bronquitis, quita la tos, decrece la flema y cura el asma.

Riñones: Cura sus enfermedades, ayuda a orinar bien, disminuye la posibilidad de cálculos, en general ayuda al sistema urinario.

Sangre: Baja el colesterol, ablanda arterias y las venas endurecidas, baja la glucosa en caso de diabetes, disminuye la hipertensión y quita las hemorroides.

Estómago e intestinos: Evita el estreñimiento, ayuda a la digestión, cura los cálculos estomacales, cura la diarrea.

Nervios: Sana dolores nerviosos, herpes, insomnio y mareos.

Ojos: Rehabilita la potencia visual; desaparecen las cataratas.

Cabellos: Reafirma su color natural original, desaparecen canas y fortalece el cuero cabelludo.

Cáncer: Previene en algunos casos y cura el de la piel.

 

Fuente: Celíacos de México

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *