Vitaminas: ¿Dónde las encontramos y por qué las necesitamos?

Vitaminas: ¿Dónde las encontramos y por qué las necesitamos?

Es vital para los seres humanos mantener un equilibrio en los diferentes sistemas que componen nuestros cuerpos (óseo, nervioso, respiratorio, reproductor etc). Con la ayuda de nutrientes necesarios, nuestro cuerpo se encuentra en óptimas condiciones al momento de enfrentar cada día los acontecimientos de la vida.

Es importante que conozcas de primera mano algunas de estas herramientas propicias para tu salud. Las vitaminas hacen parte de este gran engranaje y hoy te voy a contar cuáles son. Para entrar en detalles tengo que contarte que las vitaminas están inmersas en muchos y variados grupos de alimentos, lo que las hace perfectas para que puedas consumirlas con todo el agrado del mundo.

Vitaminas fundamentales

Algunas de las vitaminas fundamentales que te nombré a continuación las puedes conseguir en los productos alimenticios que menos imaginas. Toma nota a la lista que leerás para que puedas conseguir todos sus beneficios.

Vitamina A

Generalmente la vitamina A se encuentra en las verduras de color amarillo y verde. Sabes a qué alimentos me refiero ¿verdad? Espinacas, pimientos, albaricoque y brócoli entran en este fabuloso grupo. Algunas frutas como el melón también posee esta vitamina. Tu organismo aprovecha sus propiedades como contribuyente de la división y crecimiento celular. Las zonas de tu cuerpo que más se benefician de ella son el cabello, dientes y huesos.

Vitamina B1

Entramos al grupo B de las vitaminas. La primera de ellas mantiene los niveles de energía del cuerpo al 100%, necesaria para mantener tu mente vivaz y activa. El sistema nervioso también se ve beneficiado. La carne de cerdo, avena y salmón la contienen en gran cantidad. La vitamina B1 también se conoce como Tiamina.

Vitamina C

Es una de las más conocidas dentro del grupo vitamínico y muy seguramente la asocias a los cítricos y tienes toda la razón. Sin embargo, si consumes brócoli, pimentón, papas, coles de Bruselas, fresas, papaya y guayaba podrás encontrar también vitamina C. La función primordial de esta vitamina es fortalecer el sistema inmunológico, haciendo que te sientas menos enfermo y que tengas menos enfermedades. Médicamente se conoce como ácido ascórbico.

 

Vitamina D

Llamada la vitamina del sol, pues se activa cuando expones tu piel a los rayos solares -apuesto que no sabías este dato-. Bien, tu organismo adquiere sus poderes y actúa contra enfermedades como el raquitismo y la osteomalacia. Recuerda que la vitamina D es necesaria para procesar minerales como el fosfato y calcio.

Vitamina E

Los vegetales de hoja verde contiene grandes cantidades de vitamina E, son los que la poseen en mayor cantidad. Muchos la consideran amigable pues dentro de su funcionalidad protege activamente la utilidad en el organismo de las vitaminas A y C. La vitamina E es sensacional, pues evita que las células rojas en el torrente sanguíneo se dañen.

Vitamina K

¡A comer acelga y verduras verdes se dijo! Con 120 mg. de esta vitamina en el cuerpo tu sangre estará normal y libre de desechos. También regula algunas proteínas desechando aquellas que no son benéficas. Si tienes niveles bajos de vitamina K tu sangrado puede tornarse peligroso pues no hay una correcta coagulación.

 

Luzvida wheatgrass ~ luzvida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *