Por qué es buena la meditación? 8 beneficios que deberías conocer

Por qué es buena la meditación? 8 beneficios que deberías conocer

Seguramente sabes que la meditación relaja, pero quizás no conozcas sus otros muchos beneficios. Por ejemplo, si padeces migraña, deberías plantearte seriamente empezar con esta práctica, porque podría aliviar tu dolencia, según un reciente estudio de investigadores del Wake Forest Baptist Medical Center.Además de ayudar a las personas que sufren fuertes dolores de cabeza, la meditación puede mejorar la vida de cualquiera. Pese a que los estudios sobre sus ventajas son bastante recientes, ya se han recogido tantas y tan variadas que en El Huffington Post hemos decidido hacer una recopilación de las más interesantes o novedosas.

TIENE EFECTO ANTIINFLAMATORIO

Perla Kaliman, doctora en bioquímica y neurocientífica, afirma que la meditación modifica la actividad de los genes, es decir, que los genes funcionen en mayor o menor medida. Por ejemplo, si la actividad de un gen determinado provoca un efecto “no deseable” -como la inflamación- “interesa apagarlo”. Esto es lo que consiguen los medicamentos antiinflamatorios y lo que, según defiende la científica, provoca la meditación.

“Todavía hacen falta más estudios para determinar si la magnitud del efecto de la meditación puede compararse a la de los fármacos y en qué medida puede representar una terapia en enfermedades inflamatorias”, apunta.

MODIFICA POSITIVAMENTE LOS GENES

“Aún no sabemos si la reducción del estrés de un individuo puede mejorar la salud de sus descendientes, sí sabemos que sufrir estrés durante el embarazo produce el efecto contrario”, señala Kaliman. Se ha demostrado en animales que “la exposición a hormonas del estrés durante la gestación da lugar a modificaciones de genes que se mantienen, al menos, dos generaciones”.

La neurocientífica y Richard Davidson (de la Universidad de Wisconsin), investigaron los efectos de un día de práctica de meditación basándose en la técnica de atención plena (conocida como mindfulness). Para ello, compararon a un grupo de personas que realizaron actividades no meditativas en un ambiente relajante, con otro de meditadores experimentados que realizaron actividades de atención. En ocho horas, el segundo grupo mostró diferencias positivas en la expresión de los genes que no se observaron en el primero.

La bioquímica, que actualmente está desarrollando un estudio sobre el impacto de la meditación, afirma también que el mindfulness mejora la salud cardiovascular y preserva la integridad de algunas zonas del cerebro a envejecer, por lo que sugiere que “meditar beneficia al bienestar general y promueve un envejecimiento más saludable”.

REDUCE EL MIEDO, EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

Marta Portero, doctora en neurociencias y especialista en procesos de aprendizaje y memoria, asegura que la meditación disminuye “la expresión de genes proinflamatorios” y “la actividad de la amígdala”. De esta forma, las personas consiguen reducir el miedo, el estrés y la ansiedad, logrando un mayor control emocional y cognitivo. Según agrega Kaliman, bastan “8 semanas de entrenamiento” para notar estos cambios en la estructura del cerebro.

Meditar modera la liberación de cortisol e incrementa la de melatonina y serotonina. Esto se traduce, entre otras cosas, en una disminución de la “respuesta de alarma en situaciones estresantes”.

AUMENTA LA MEMORIA, LA CONCENTRACIÓN Y LA CREATIVIDAD

“Hay estudios más recientes, de 2012, que prueban que la meditación consigue un aumento de la concentración de sustancia gris (neuronas), en regiones cerebrales como el hipocampo izquierdo, relacionado con el aprendizaje, la concentración y la memoria”, agrega la experta. Esto facilita todos esos procesos.

Portero también destaca que la meditación modula los ritmos cerebrales. Pero, ¿qué quiere decir esto? “En función del estado en el que estamos: despiertos, durmiendo… Tenemos distintos ritmos cerebrales. Cuando estamos muy activos, en nuestro cerebro se detectan ondas Beta. Si tenemos somnolencia, las ondas serán Theta o Delta.

En la niñez se registran un gran número de ondas Alfa, estrechamente vinculadas a la creatividad y a una concentración relajada. Conforme vamos creciendo, explica Portero, hay una disminución de ondas Alfa. La práctica de la meditación logra recuperar horas de este ritmo Alfa y, de esa forma, favorecer y mejorar los procesos de atención, relajación y creatividad.

CAMBIA PROFUNDAMENTE LA PERSONALIDAD: ¿Y LA DE LOS HIJOS?

Héctor Grijalva, médico y psicoterapeuta, alega que la meditación ocasiona cambios “profundos” en la personalidad. “El violento se torna tranquilo y el angustiado se vuelve sereno”, detalla.

“Hay bases muy firmes para suponer que, si una persona modifica su personalidad gracias a la meditación, su hijo también experimentará estos cambios. Pero la realidad es que aún no está demostrado”, sostiene Grijalva, quien se centra en demostrar que la meditación puede ser, realmente, una herramienta “terapéutica”. Para explicar mejor este efecto, habla sobre un estudio realizado hace tres años en niños con déficit de atención en Aguascalientes (México).

“Para empezar, se dividió a los menores en tres grupos. A cada uno de los tres se le aplicó un tratamiento distinto durante un año: a uno medicación, a otro psicoterapia y, al último, meditación. Los tres colectivos mejoraron exactamente igual, habían tenido los mismos resultados”, seañala Grijalva. Una de las conclusiones de la investigación fue que “si se juntan dos de las terapias, se pueden lograr resultados incluso mejores”, según este médico.

MEJORA EL SISTEMA INMUNITARIO

Otro de los planteamientos que defiende Grijalva, también excoordinador de Salud Mental del estado mexicano, es que si se enseña a los niños a meditar, podrían mejorar tanto el déficit de atención como “otros” problemas.

Bajo su parecer, la meditación puede convertirse en un “recurso de salud pública” en general, que ayude también a reducir el uso de fármacos. El llamado estudio Davidson demuestra, en este sentido, que la práctica de la meditación mejora el sistema inmunitario.

ADECÚA LA RESPIRACIÓN Y RELAJA LOS MÚSCULOS

En última instancia, hay otros efectos posibles que dependen del tipo de meditación que practiquemos, señala la doctora en neurocioencia Marta Portero, quien participará del 3 al 5 de octubre en el Congreso de Terapia y Meditación de Barcelona. Según esta, existen dos beneficios que todas las técnicas permiten alcanzar y bajo los que subyacen muchas de las ventajas generales de la meditación.

El entrenamiento de una respiración adecuada y la relajación de la musculatura del cuerpo abren el camino para disfrutar de las otras muchas posibilidades que ofrece esta práctica.

Fuente: Alicia de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *