Flores de Bach y Depresión Post-Parto

Flores de Bach y Depresión Post-Parto

Las flores de Bach se constituyen como una herramienta muy útil para vencer la depresión postparto, enfermedad que padecen entre el 10% y el 20% de las mujeres que dan a luz.

La depresión post-parto es un desorden que puede aparecer días después del nacimiento del bebé o incluso luego de varios meses; la padecen entre el 10% y el 20% de las mujeres que han sido madres.

Sus síntomas más comunes son irritabilidad, pérdida de interés por la vida, llanto, ansiedad, sensación de que no se podrá cuidar del bebé, desinterés por su hijo, falta de apetito y desgano, entre otros. Suele afectar sobre todo a las madres primerizas.

Este tipo de depresión debe diferenciarse de la tristeza de maternidad, también conocida como baby blues. La tristeza de maternidad suele presentarse el tercer día después del parto, se mantiene aproximadamente hasta el décimo día y desaparece sola. Se manifiesta a través de cambios de humor, irritabilidad y ansiedad, y no se considera una enfermedad.

Ante cualquier indicio de que exista una depresión postparto, la mujer debe consultar con un profesional de la salud para que le brinde pautas para superar esta enfermedad.

Paralelamente a la realización de esta consulta, la madre puede recurrir a un terapeuta que le aconseje sobre la posibilidad de tratar la depresión con alguna terapia alternativa como las flores de Bach .

Las flores más indicadas

Una flor muy recomendable para las mujeres que sufren depresión post-parto es Chicory (Achicoria). Esta esencia curadora está relacionada con el sentimiento maternal, el amor y la abnegación.

Chicory trabaja el elemento agua, y todo lo vinculado al sentimiento, al acto de “dejar la vida fluir”. Su accionar no es particularmente rápido porque trabaja estados muy profundos También se indica durante el embarazo, para ayudar a la madre y al bebé y favorecer el parto.

En los casos de depresión postparto generalmente Chicory se administra junto con Gentian (Genciana), flor que trabaja sobre la fe en el sentido de la vida.

Esta esencia es ideal para cuando ante una situación difícil la persona duda de sí misma y se detiene porque no cree ser capaz de superar ese obstáculo. En el caso de las mujeres que tuvieron familia, este sentimiento sería la sensación de dudar de su capacidad de ser una buena madre.

Otra flor complementaria que también es indicada en el caso de la depresión postparto es Mustard, la cual promueve la serenidad.

Cabe mencionar que siempre es importante recurrir a un terapeuta floral para que en el diálogo con la paciente determine con exactitud cuál es la flor o la combinación de flores indicadas para ese caso y para que siga de cerca la evolución de la consultante.

Fuente: Flores de Bach

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *