El queso está hecho de leche de vaca. Aquí te vamos a enumerar una serie de razones por las que verás que por muy apetecible que te resulte, estás comiendo veneno.