Los vegetales son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Son alimentos reguladores que, aunque la mayor parte de su peso sea agua, constituyen una autentica farmacia vegetal por su riqueza en minerales, vitaminas, clorofila, fibra y otros elementos fitoquimicos que son indispensables para la salud.