La eliminación de sodio del cuerpo impide el funcionamiento normal del metabolismo.