Cuando el nervio ciático se comprime y después se inflama a causa de una contractura, una hernia discal o un brusco movimiento de rotación, el dolor es intenso llegando a ser incapacitante durante unos días.

Podemos tratar de mitigar el dolor con una serie de tratamientos basados en productos naturales.