Medicamentos y el Sol

Medicamentos y el Sol

El sol no es inocuo y, de la misma forma que nos aporta multitud de beneficios, también puede ser contraproducente en determinadas ocasiones. ¿Sabias que, junto a algunos medicamentos, puede provocar reacción adversa? Te lo voy a explicar ya que estamos en verano y por lo general tomamos el sol.

Cuando un médico receta un medicamento, suele recordar que hay que seguir las indicaciones del tratamiento, que es importante tomarlo o no con comida y avisa de algún efecto secundario, si es común, como, por ejemplo, las molestias estomacales con algunos antibióticos ( los cuales arrasan con la flora intestinal). Pero demasiadas veces se olvidan se algo muy importante: de avisar si esa medicina es foto sensibilizante. Esto quiere decir que el sol puede interferir en la acción del principio activo y desencadenar una reacción adversa. Es decir, los rayos del sol y el medicamento se convierten en un coctel explosivo.

ESTO ES MUY COMUN

Esto, que puede sonar un poco extraño, es muy común, ya que mas de 300 sustancias que se venden en la farmacia son foto sensibilizantes y algunas de ellas son medicamentos que se venden sin receta y, por lo tanto, aun es más difícil conocer esta reacción.

Algunos de estos medicamentos foto sensibilizantes vienen señalizados con un sello en la caja. Se trata de una señal, parecida a las de tráfico, en la que, dentro de un triángulo con los lados rojos, aparece un sol. En algunos casos, esta información aparecerá en el prospecto, normalmente, en el apartado de precauciones o contraindicaciones, pero no es una información obligatoria, por lo que la única vía que tenemos para asegurarnos es preguntar al farmacéutico cuando compramos el medicamento.

Uno de los principios activos mas comunes catalogado como foto sensibilizante es el ibuprofeno. Si, ese analgésico que ingerimos casi para cualquier dolor o molestia no se lleva muy bien con el sol.

En la lista, hay muchísimos mas de uso habitual, como el omeprazol, clásicos antihistamínicos para luchar contra los efectos de las alergias, (la ebastina o la loratadina), la típica pastilla para la tensión (enalapril o lasartan), así como uno de los recetados para la depresión ( la fluoxetina) y para conciliar el sueño y controlar los estados de ansiedad o incluso tratar las contracturas muscularas (diazepam).

¿Qué te puede pasar si te tomas el medicamento y te expones al sol?

Por lo general, la fotosensibilidad que pueden provocar ciertos medicamentos se manifiesta en forma de reacciones cutáneas, entre las que podemos diferenciar dos tipos.

  • Fototóxicas: que aparecen inmediatamente tras la exposición al solar y son similares a las lesiones que produce una quemadura solar. Es decir, una parte del cuerpo se pone roja, aparecen ampollas y se siente picor y dolor. Además de la sustancia en sí, el grado de reacción depende de otros muchos factores, como la cantidad, el tiempo de exposición o la reacción de nuestra piel al sol.
  • Fotoquímica: son mucho menos comunes y suelen darse en medicamentos tópicos, como las pomadas, cremas o geles. En este caso, hablamos de una reacción solara y una activación incorrecta del sistema inmune. Se puede manifestar incluso horas después de haberse expuesto al sol y la forma mas habitual es dermatitis de contacto, con erupción tipo eccema, hinchazón y picor, pudiendo extenderse mas de la zona de piel expuesta al sol.

Te recomiendo que, si vas a salir de vacaciones, donde tomaras el sol, si estas tomando algún medicamento, verifica con tu medico sino es fotosensible, para que no se vayan a arruinar tus días de relajación.

Añadir Comentario

Su correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad