La Sábila y sus Propiedades Curativas

La Sábila y sus Propiedades Curativas

La Sábila es una planta originaria de noreste de África y Arabia que crece en climas secos y cálidos. El origen de esta palabra proviene de sabaira, voz árabe que significa amargo. Su introducción y posterior siembra se dio luego de los viajes de Cristóbal Colon, quien según algunas historias, trajo la planta como parte de su botiquín.

Para qué se utiliza:

El extracto de sábila desinflama las vías respiratorias, ayuda a bajar de peso, nutre el cabello y la piel, y es ideal en casos de gastritis. Es excelente para aliviar quemaduras, cortaduras, picaduras de insectos y heridas en la piel, mediante la aplicación directa sobre la zona afectada.

Propiedades:

Es analgésico, antiinflamatorio, antiviral y antioxidante. Protege, hidrata y regenera la piel, por lo que es también un buen cicatrizante. Es también un suave laxante y ayuda a mejorar el funcionamiento de los riñones.

Para evitar cicatrices: Extraer el gel de aloe vera o sábila y aplicar en la herida que recién está sanando para que no quede cicatriz.

Para la bronquitis: Cortar las hojas de aloe, y lavarlas por varios minutos para que pierdan su sabor amargo Después, pasarla por una tela fuertemente para quitarle toda el agua. A continuación, hervirla durante una hora en un litro de agua y añadir 2 cucharadas de miel de abeja. Pasado ese tiempo, pasar nuevamente la pulpa por la tela y del jugo que se obtiene beber tres cucharaditas al día. Este remedio alivia la tos y los resfríos.

Para la próstata: Mezclar 30 grs. de gel de aloe vera o sábila con 1 cucharadita de pepa de palta o aguacate machacada. Licuar en un litro de leche y hervir en fuego lento. Una vez hervido, endulzar con miel de abeja, beber un vaso en ayunas y otro antes de acostarse hasta notar la mejoría.

Para el reumatismo gotoso: Una vez extraído el gel de la hoja de aloe vera o sábila, rociar un poco de sal y después aplicar en la zona dolorida afectada por el reumatismo gotoso.

Para la fiebre: Con el gel de la hoja de aloe-sábila, poner como cataplasma en el vientre para la fiebre.

Para las paperas: Cortar un pedazo de hoja de sábila o aleo vera, pelar y aplicar la gel sobre la parte hinchada y mantener durante una semana o hasta que desaparezca la hinchazón.

Para la almorrana o hemorroides: Higienizar la zona a tratar y después aplicar una cataplasma con el gel extraído del aloe vera o sábila durante 30 minutos. También se puede elaborar un supositorio con este gel de aloe, para ello debe extraer un poco de ese gel que se encuentra dentro de las hojas de aloe vera y moldear en un papel aluminio dándole forma de supositorio para darle cuerpo meterlo en el congelador. Aplicar cuando se tiene dolor o crea necesario.

Para úlceras varicosas: Hacer una infusión de manzanilla y luego lavar la zona afectada con ella. Después aplicar el gel del aloe vera o sábila y dejar actuar durante 20 ó 25 minutos. Realizar esta acción aproximadamente durante 45 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *