La Aromaterapia es más que una rama de la medicina herbolaria, ya que emplea los aceites esenciales, que pueden considerarse las “hormonas de las plantas” y su acción terapéutica se efectúa a un nivel más elevado y sutil que el de la planta orgánica entera o su extracto, ejerciendo en general, un efecto mucho más pronunciado en el cuerpo, la mente y las emociones que la medicina herborística.

Aromaterapia

Los tratamientos con Aromaterapia pueden ser muy variados: actúan sobre desarreglos físicos y también son útiles para incidir sobre nuestro mundo psicológico, emocional y energético.

¿Cómo es una sesión de aromaterapia?

Antes de asistir a una sesión de aromaterapia debes tener en cuenta que no se trata de un masaje cualquiera. Tienes que concienciarte de que durante el tiempo que dure no puedes pensar en nada que no seas tú y tu bienestar. Por tanto, nuestro consejo es que reserves un espacio de tiempo antes, durante, y después de la sesión, para asimilar los beneficios que esta te reportará.

Por lo general, la sesión comienza cuando el especialista analiza nuestro estado de salud general, es decir, qué problemas físicos o psicológicos tenemos y, en función de esto, orientar la sesión al tratamiento de las patologías que nos afectan.

Tras comprobar que los olores que desprenden los aceites esenciales que supuestamente deberían beneficiarnos tienen realmente un efecto positivo en nosotros, esto es, que no nos desagradan, dará comienzo el masaje.

Este masaje consiste en la aplicación de cinco aceites esenciales junto con un aceite portador o base en aquellas zonas afectadas. Si respondemos de forma positiva al masaje, es decir, si experimentamos una sensación agradable y de relajación, el aromaterapeuta continuara empleando esta mezcla de aceites en las sesiones siguientes hasta que nuestro problema de salud se haya mitigado.

Hay casi tantos aceites esenciales como plantas en la naturaleza, por lo que resulta casi imposible enumerarlos todos. A continuación te ofrecemos un breve listado de dolencias, y algunos de los aceites esenciales que están recomendados para aliviar cada una de ellas:

  • Acidez de estómago: camomila, lavanda, melisa y romero.
  • Acné: camomila, salvia, violeta o caléndula.
  • Anemia: limón, diente de león, romero, salvia y tomillo.
  • Ansiedad y depresión: albahaca, bergamota, jazmín, vainilla, valeriana, lavanda, rosa y cedro.
  • Asma y bronquitis: tomillo, eucalipto, romero, lavanda y pino.
  • Cicatrices y contusiones: rosa mosqueta, árbol de té, caléndula, cedro, geranio, jazmín y salvia.

La duración de las sesiones y el número de veces que deben llevarse a cabo dependerá de tus dolencias y de lo que considere el especialista. En algunos casos bastará con una sola sesión para que te sientas bien, pero también puede ser que necesites varias para aliviar todos los síntomas.

Costo por sesión: 250 pesos