AuriculoterapiaLa auriculoterapia, muy parecida a la terapia china de la acupuntura, es empleada desde hace siglos y su uso se ha incrementado notablemente en los últimos años.

Esta terapia permite curar muchas afecciones (como jaquecas, lumbago ciática, todas las dolencias artríticas, depresión, melancolía y tristeza profunda, falta de apetito, insomnio, problemas hepáticos y digestivos, impotencia entre otros) de forma eficaz con sólo estimular ciertos puntos de la oreja.

La relación de la oreja y los demás órganos del cuerpo

Se observan 25 partes del cuerpo que tienen su punto de contacto en la oreja, y específicamente el lugar que se debe estimular para lograr un mejoramiento.

Según los expertos en esta terapia, si se presiona, por ejemplo, el área de la oreja que está relacionado con el corazón se podrá ayudar al tratamiento de las enfermedades del sistema cardiovascular. Igualmente, está relacionado con el mundo de las emociones y puede ser utilizado con eficacia para los casos de insomnios, pesadillas, amnesia, neurastenia y enfermedades mentales.

Si, por el otro lado, se presiona el área de la oreja relacionada con el bazo, se facilita la digestión y el aumento de la sangre, alimentando los músculos. De allí que se estimule para mejorar la digestión, gastritis y úlcera gastroduodenal.

El área de los pulmones tiene como funciones impulsar la circulación de la sangre y la energía, facilitando la orina y eliminando el ardor. Por ello, se emplea para mejorar enfermedades del sistema respiratorio, tales como tuberculosis pulmonar, asma, así como el edema causado por trastornos de la circulación.

En cuanto al punto del intestino delgado tiene las funciones de digerir los alimentos en sazón y separar el alimento de los desechos. La estimulación de este punto es efectiva en tratamiento de diarreas, indigestiones, pobre función de absorción gastrointestinal, distensión abdominal y tuberculosis intestinal.

Las funciones del punto de la vejiga de la orina son contener el fluido (orina). Es conveniente indicar que en la auriculoterapia, la vejiga de la orina y el riñón están comunicados entre sí formando la relación exterior-interior. La presión en esta zona es comúnmente usado en el tratamiento de cistitis, crónica o aguda, pielonefritis, nefritis glomerular, prostatitis, enuresis, incontinencia de orina, micción frecuente y retención de orina.

Método para realizar el diagnóstico

En la auriculoterapia hay tres métodos para descubrir cuál es el órgano o la parte del cuerpo que está afectado.

Uno de ellos es la observación visual pues el aspecto de la piel de la oreja es un medio para que el terapeuta realice ciertos tipos de diagnósticos. En ello hay dos detalles esenciales: el color y la inflamación.

Cuando el color es pálido, puede indicar falta de vitaminas y de calcio.

Si el color es rojo, más o menos intenso, indica problemas renales.

Si es demasiado intenso, puede ser un indicio de pérdida de la memoria, jaquecas constantes y problemas cerebrales.

En cuanto a las inflamaciones, éstas indican según su intensidad, si la enfermedad es crónica o si se trata de un padecimiento reciente.

Otro método es la manipulación de la oreja mediante la cual el terapeuta va estimulando diversos puntos de la oreja hasta llegar al lugar exacto que está relacionado con el órgano enfermo. Por lo general se sabe que el punto exacto porque, al estimularlo, el paciente siente dolor.. Luego, éste va aliviándose casi enseguida y acaba por desaparecer. Pero esos segundos que dura el dolor son suficientes para que el especialista pueda identifica la parte afectada.

Por último, está el diagnóstico electrónico que permite distinguir, mediante ondas de ultrasonido, las partes enfermas de que están sanas.

Descubre lo que la Auriculoterapia puede hacer por tí.